Kuo se equivoca, un iPhone sin Touch ID no tiene sentido

Durante meses el debate sobre la posible ubicación del sensor de huellas dactilares del iPhone 8 (Touch ID)  nos ha llevado de un lado al opuesto. ¿Delante o detrás? Lo que otros como Samsung con su Galaxy S8 no han conseguido podría ser logrado por Apple colocando el sensor de huellas dactilares detrás de la pantalla, y no sería el primer fabricante ya que Vivo ha mostrado un smartphone esta tecnología.

Ming Chi Kuo, conocido por cualquiera de nuestros lectores por sus continuas referencias a futuros productos de Apple, ahora da un giro más radical y asegura que el iPhone 8 carecería de cualquier sensor de huellas, ni delante ni detrás. Una decisión que parece un completo sinsentido aun viniendo de uno de los analistas con más fiabilidad dentro del mundo de Apple. O quizás no tanto.

¿Kuo es infalible? No tanto

Está claro que Kuo no habla por hablar, y que sus contactos dentro de las cadenas de producción de componentes para Apple son muy buenos y le dan información que otros no consiguen con tanta anticipación. Pero eso no quiere decir que sea infalible, ni mucho menos. Sea porque carece de algunas informaciones que provocan que ofrezca previsiones erróneas o porque las informaciones que consigue no son siempre tan ajustadas a la realidad, Kuo falla bastante en sus previsiones como podemos comprobar echando un vistazo rápido a sus últimas “adivinaciones” gracias a un artículo de Philip Elmer-DeWitt.

  • En abril de 2015 Kuo aseguró que el iPhone 6s se llamaría iPhone 7, cosa que como es obvio no llegó a ocurrir
  • En febrero de 2015 aseguró que las ventas interanuales del iPad caerían hasta un 50%, una cifra realmente importante. La caída llegó al 25%, que siendo considerable era sólo la mita de lo que predijo.
  • En abril de 2015 Kuo aseguró que el iPhone 6s se llamaría iPhone 7, cosa que como es obvio no llegó a ocurrir.
  • En noviembre de 2014 realizó la predicción de una caída de ventas del iPhone en el primer trimestre de 2015 que alcanzaría sólo los 49 millones de unidades, mientras que la realidad fue que consiguieron hasta los 61 millones de unidades.
  • En abril de 2014 aseguró que el Apple Watch se lanzaría a finales de ese año con una pantalla curva, y ninguna de las dos cosas llegó a ocurrir. El reloj de Apple se lanzó en 2015 sin pantalla curva.

Obviamente en medio de este listado hay muchas previsiones acertadas que han hecho que Kuo siempre esté en los titulares de los principales blogs especializados, pero lo que queremos demostrar aquí es que se ha equivocado varias veces en el pasado, y en esta ocasión puede volver a hacerlo.

No tiene lógica eliminar el Touch ID

El Touch ID se ha convertido en una característica fundamental en el iPhone desde su introducción con el iPhone 5s. Desbloqueo del terminal, compras en la App Store, acceso seguro a aplicaciones, pagar con Apple Pay… Siempre que hay que identificarse de forma inequívoca se te pide que coloques tu huella dactilar en el botón inicio para autorizar la operación. Existen otros métodos que empiezan a aparecer en otros dispositivos, como el escáner de Iris o el reconocimiento facial, pero se han mostrado mucho más vulnerables que el Touch ID.

Apple ha anunciado Apple Pay para iMessage en un claro movimiento para que el sistema de pagos con el móvil de la compañía sea aún más popular permitiendo el pago entre personas, y el Touch ID es un elemento fundamental en esta función. Pero además ha cambiado por completo la interfaz de compra de la App Store con esta imagen para identificarse mediante la huella dactilar en la parte inferior de la pantalla, justo donde colocaría el supuesto botón inicio virtual para que colocáramos nuestro dedo. Son muchas las señales hacia un Touch ID integrado en la pantalla.

Cualquiera que haya pagado con Apple Pay sabrá que en ese movimiento el escáner de iris no tiene ninguna posibilidad de funcionar, ya que el 99% de las veces el iPhone está en posición horizontal mirando hacia arriba, por lo que la cámara no tiene acceso a nuestra cara a no ser que nos coloquemos haciendo equilibrios sobre ella. Igualmente incómodo sería el sensor en la parte posterior, ya que nos obligaría a colocar el terminal boca abajo sin ver la animación que confirma que el pago se ha realizado de forma correcta, pero de todos los males sería el peor.

Existen otras posibilidades

Si Apple no consigue colocar el Touch ID bajo la pantalla, algo que ya se ha demostrado posible, siempre podría recurrir a otras alternativas, pero el sensor de huellas se mantendrá. En la parte posterior, algo que no gusta a nadie, en un lateral, en el botón de encendido o donde Jony Ive disponga, pero tendremos sensor de huellas dactilares para mucho tiempo. Kuo sumará otro fallo para su lista.

El artículo Kuo se equivoca, un iPhone sin Touch ID no tiene sentido ha sido originalmente publicado en Actualidad iPhone.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s