OnePlus 5, análisis: máxima potencia y una convincente doble cámara para seguir molestando a la gama más alta

Portada

Se llama OnePlus 5, nos saltamos el 4. A alguno le llamará la atención pero tiene su explicación: en los mercados asiáticos el número cuatro está relacionado con la mala suerte. En mandarín, se pronuncia de forma similar a la palabra ‘muerte’. Sea como sea, otro año, otro OnePlus que llega para molestar a la gama alta. Vamos a presentarlo con el máximo detalles posible que nos permite una semana de juego con él.

Este OnePlus 5 va directamente a sustituir al OnePlus 3 y su versión 3T, así que durarán en el mercado lo que tengan que durar las existencias de un teléfono que a día de hoy sigue siendo atractivo y completo. Obviamente el nuevo es más interesante en todo, a cambio tendremos que pagar algo más por él.

Delicado tema el del precio, OnePlus va madurando en el mercado al tiempo que la cantinela de “flagship killer” se va difuminando: si quieres componentes muy modernos y potentes, hay que pagarlos. Afortunadamente la relación entre especificaciones y precio sigue estando entre las más competitivas. Vamos a conocerlo en vídeo:

OnePlus 5 vs 3T, especificaciones técnicas

Han pasado solo siete meses desde que la marca se puso al día con el OnePlus 3T, así que no hay una revolución en esta nueva generación, de hecho hay algunos apartados que son bastante conservadores para 2017. Los cambios más importantes están en la doble cámara y el nuevo chipset de Qualcomm:

OnePlus 3T

OnePlus 5

DIMENSIONES FÍSICAS

152,7 x 74,7 x 7,35 mm (158 gramos)

154,2×74,1x7,25 mm (153 gramos)

PANTALLA

Optic AMOLED 5,5 pulgadas

Optic AMOLED 5,5 pulgadas

RESOLUCIÓN

1.920 x 1.080 (401 ppp)

1.920 x 1.080 (401 ppp)

PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 821

Qualcomm Snapdragon 835

RAM

6GB LPDDR4

6GB LPDDR4X

8GB LPDDR4X

MEMORIA

64/128GB UFS 2.0

64/128GB UFS 2.1

VERSIÓN SOFTWARE

Android 6.0.1 – Oxygen OS 3.5

Android 7.1.1 – Oxygen OS 4.5

CONECTIVIDAD

LTE Cat 6, Bluetooth 4.2, Wi‑Fi 802.11ac

LTE Cat 12, Bluetooth 5, Wi‑Fi 2×2 MIMO

CÁMARA

16 megapíxeles

Dual, 16 megapíxeles y tele con 20 megapíxeles

CÁMARA FRONTAL

16 megapíxeles

16 megapíxeles

OTROS

Sensor de huellas dactilares, Carga rápida DASH, Dual SIM

Sensor de huellas dactilares, Carga rápida DASH, Dual SIM

BATERÍA

3.400mAh

3.300mAh

PRECIO

439/479 euros

499/559 euros

Me gustaría ser bastante responsable con este análisis, teniendo en cuenta que el estado del software del teléfono no es final, hay actualizaciones importantes en desarrollo que están por llegar y que mejorarán cosas. Esto implica que pondré al día cosas en sucesivas semanas, y posiblemente alguna valoración no se corresponde con lo que realmente van a vender.

Compara 3t

Más delgado y curvado, ¿parecido a otros?

Continuista en las proporciones, OnePlus ha apostado por crear su teléfono más delgado

Obviamente se parece a otros teléfonos, es así por colocar los principales elementos en el mismo lugar, pero la realidad es que en la mano no es tan parecido, por texturas, formas o colores. Ya está en cada uno valorar si quiere un teléfono muy diferente o más parecido al de la manzana. También deberíamos pararnos a pensar cómo se hace un teléfono diferente a estas alturas de la película, sin ser un gigante como Samsung o Apple.

¿Los podrían haber colocado en otra posición? Posiblemente, pero quién sabe si es técnicamente la mejor ubicación para un sensor con doble cámara, que ocupa más sitio dentro de un teléfono. Con el diseño de las antenas podríamos decir lo mismo, estar en los extremos es mejor para la recepción, aunque a mi me gustan más las líneas rectas del OP3.

En OnePlus dicen haber trabajado en hasta 100 prototipos para llegar hasta aquí y sinceramente no creo que el grupo chino que hace el OnePlus 5, y su gemelo Oppo R11, tengan necesidad de parecerse a nadie: venden muchos teléfonos con bastante personalidad y tecnología propia. Creo firmemente que no están en la posición “empresa típica china que quiere parecerse a X”.

Olas

Similar a primera vista pero muy diferente cuando lo sujetas en la mano. El OnePlus 5 no es un clon del iPhone 7 Plus. Pedro Santamaría

Con respecto a la familia OnePlus, aquí hay una evolución interesante en comodidad de uso, ya que en el mismo tamaño de pantalla nos ofrecen un dispositivo más delgado y curvado. Ya sabéis, cae mejor en la mano, especialmente si no las tienes muy grande. Entre sus cotas destacamos los 7,25 milímetros de grosor.

Haber pasado unos días con el Galaxy S8 condiciona la valoración, el OnePlus es un teléfono más maduro y sofisticado pero no parece un concepto futurista como en el caso de Samsung: los marcos son pequeños pero están ahí, no hay una curvatura especial, ni proporciones de pantallas novedosas.

Para su concepción se ha utilizado un cuerpo unibody de aluminio, que siempre se presenta ‘pintado’ en dos tonos: si miramos el lateral del teléfono nos encontramos con una línea horizontal más clara que da paso a otra más oscura que se extiende por toda la trasera. Nuestra unidad es en color Midnight Black – 128GB -, pero hay otra más clarita llamada Slate Gray, con 64GB.

Lateral

No se nos olvida que vuelve a estar presente el ‘Alert Slider’, un botón físico que nos permite cambiar entre tres perfiles sin tener que tocar la pantalla del teléfono: completamente activo, solo notificaciones importantes, o que no entre ninguna.

Resistencia escondida

Una parte criticable del teléfono, o en la que se queda atrás ante los gallitos, es la resistencia al agua. El OnePlus 5 no está certificado como tal, le debe faltar algo para no pasar las pruebas, pero yo lo he mojado bastante para limpiarlo, a sabiendas de que la marca me dijo que es mucho más resistente de lo que pueden publicitar (sumergible prácticamente, aunque no jugaría con la posibilidad).

En el frontal la protección la pone Gorilla Glass 5, mientras que en la cámara nos encontramos con un revestimiento de zafiro que nos deja bastante tranquilos, ya que es una zona muy expuesta – pagos, el NFC está ahí -. De nuevo nos encontramos con una joroba, que al estar en una esquina nos deja el teléfono algo cojo al colocarlo con la pantalla hacia arriba.

Carcasas

Una forma de añadir resistencia y personalización es con las diferentes carcasas oficiales que se ofrecen

En los pequeños detalles muchas veces está la diferencia que nos hace interesarnos. Podemos destacar que han pintado de negro leds de notificaciones y botones de navegación, de forma que el frontal queda completamente negro: cuando están apagados no se ven. Los puertos también van pintados en el mismo color.

Las antenas también cambian el color según modelo, para ir a juego con la espalda del terminal. En el caso del Midnight Black estos detalles de color conforman un terminal realmente atractivo, y nos alegramos que esta tonalidad estrenada como exclusiva en el OP3T, aquí sea una opción básica.

Valoración del diseño: notable alto. Casi diría que sobresaliente, por su terminación y limpieza de líneas. Pero hay teléfonos más caros que han marcado diferencias importantes en diseño y resistencia – Xiaomi, LG, Samsung -, por eso considero que hay que dejar un hueco para el margen de mejora. OnePlus sigue apostando por un teléfono que guste a todo el mundo, que gana puntos en persona.

Colores

La misma pantalla AMOLED

Muy conservadores están con la resolución los chicos de OnePlus, en el 3T nos parecía hasta normal, y en cierta forma sigo considerando que un panel Full HD es bastante válido. Pero siendo realistas con lo que se cuece en el mercado, en un gama alta lo que se ofrece, ya, es mucha más resolución: paneles QHD.

Hay que ser una compañía muy potente, o un creador de componentes muy importante, para marcar diferencias con la pantalla y el diseño

Entiendo que OnePlus, como Oppo, no son muy amigos de subir a cualquier precio, prefieren mantener la opción de tener un buen panel AMOLED y quedarse en esa resolución. Tengo claro que pedir un componente de nivel superior subiría bastante el precio final del conjunto, y podemos decir que la gran inversión ya está hecha con el Snapdragon 835.

El otro motivo por el que quedarse en Full HD tiene lógica es la eficiencia, un teléfono va a funcionar mejor siempre a una resolución moderada, tanto en el sistema como en las aplicaciones especiales. La excusa tenía más peso el año pasado, con un Snapdragon 835 ya parece que mover más resolución no es tan preocupante, aunque si miramos a Samsung, su forma de conseguir eficiencia es jugando a bajar resoluciones.

Cadizbarna

Entrando en detalles de la pantalla, pues decir que tenemos las mismas 5,5 pulgadas en su diagonal y la proporción panorámica es de 16:9. La pantalla se ve muy bien en exteriores, lleva la misma capa de doble polarización del OnePlus 3T.

Curioso, tenemos una pantalla de proporciones normales pero OnePlus transmite que jugará con dimensiones alargadas

No, en OnePlus no se apuntan al juego de estirar el teléfono en el que han entrado LG y Samsung, y parece que a Google le gusta para su próximo Pixel. A mi, que he probado con detalle esa opción, me convence. Como curiosidad comentar que OnePlus tiene interés en jugar con pantallas más alargadas, pero esta vez no han llegado a tiempo.

La pantalla es plana, no condiciona el diseño del teléfono de ninguna forma, más que en sus laterales está terminado con una curvatura tipo 2.5D. Es justo comentar que la protección frontal de la misma es Gorilla Glass 5 – GG4 en el OP3T – y no encuentro ningún mal funcionamiento en el reconocimiento táctil.

Antiguos

Soy usuario de OnePlus 3T, así que estoy en condiciones para ver si hay cambios en ellas, a pesar de las especificaciones. A mi sinceramente me parece algo mejor en calibración, además de haber asegurado el soporte del espacio de color DCI-P3, una opción que Apple estrenó en el mundo de los móviles con el iPhone 7 y será valorada por profesionales de la imagen.

Valoración de la pantalla: notable. No soy ni defensor ni enemigo del Full HD a estas alturas, valoro que el panel sea AMOLED y de calidad, cada uno que suba o baje esta nota según sus gustos y necesidades.

Mismo lector de huellas

Bajo la pantalla, ahí sigue el lector de huellas embutido en una especie de botón, que no lo es. Es una superficie cerámica que resulta duradera y cómoda de accionar. Es muy rápido – 0,2 segundos -y fiable, como ya lo era en el modelo anterior. Me gusta del sistema que es de los pocos que te permite desbloquear el teléfono con la pantalla apagada.

Playstation

Snapdragon 835 y 8GB de RAM

Este es el principal valor del teléfono, elegir el mejor chipset y más complicado de conseguir del mercado. Lo adorna con un montón de buenos componentes, pero claramente el Snapdragon 835 es la estrella del nuevo teléfono de OnePlus.

Seña de identidad en OnePlus: ofrecer el mejor Snapdragon de la temporada

¿Se nota? Ya lo comenté en el caso del Samsung Galaxy S8+ y su nuevo Exynos, los chipsets más modernos van sobrados y la mejora práctica, ahora, con respecto a modelos del año pasado no es muy grande. Creo firmemente que la principal mejora viene de la mano de la eficiencia, como veremos en el apartado de la batería.

Vale, en los benchmarks sí se nota, pero su potencia es algo que notaremos con el paso del tiempo, con las optimizaciones y con la llegada de aplicaciones más exigentes. En el OnePlus 5 todo fluye, debemos de tener en cuenta va emparejado a una pantalla Full HD, eso es algo considerablemente sencillo para lo último de Qualcomm.

Qualcomm

¿Cuánto mejora la generación anterior?

No soy muy amigo de los benchmarks, pero os invito a ver como adelanta a todos sus compañeros Android: sus ocho núcleos son más rápidos y modernos, con tecnología de 10nm; también la Adreno 540 es entre un 25 y un 30% más rápida que la generación anterior.

Los núcleos Kryo funcionan a 2,35GHz, según Geekbench y otras pruebas contrastadas, el nuevo chipset es un 26% más rápido que el Snapdragon 821 en actividades realizadas con un único núcleo, mientras que operaciones multinúcleo el incremento es de casi un 60%.

Nada de calentamientos y funcionamientos extraños, podríamos decir que está bastante bien optimizado para tratarse de una versión no final del software.

Benchs

No hay teléfono con más RAM

No solo tenemos mucha memoria, también es muy moderna: UFS 2.1 y LPDDR4X

Alguno ha estado enseñando la patita por ahí, pero este OnePlus 5 se estrena con los 8GB de memoria RAM – hay una variante con 6GB -. No solo es una cantidad gigante, también es muy rápida y eficiente al haberse elegido el tipo de memoria LPDDR4X.

¿Para qué tanta memoria? En un sistema tan flexible como Android siempre es bienvenida, por los recursos que absorben mucha, y por tener muchas cosas al mismo tiempo abiertas. Creo que esto es una cosa que nos abre un futuro muy bueno para el teléfono, asimilará bien futuras actualizaciones Android.

128GB de memoria

Otra seña de identidad en OnePlus es ofrecer mucha memoria interna, llevan haciéndolo desde su aparición y no nos cobran una barbaridad por ello, así que es un punto a tener en cuenta si os interesa mucho contar con al menos 64GB para almacenamiento. Eso sí, no hay forma de ampliarla con tarjetas.

Dynamite

Hay dos versiones que implican un cambio en la memoria RAM: si eliges el modelo más competente, te llevas 128GB y 8GB de RAM; si eliges el de 64GB, la RAM baja a 6GB. En OnePlus presumen de que los módulos de almacenamiento son tipo UFS 2.1, como los que lleva un Galaxy S de última generación. También la ROM es más rápida.

A tope en conectividad: Bluetooth 5.0

Los teléfonos de gama alta de nuestro mercado no suelen contar con soporte Dual SIM: OnePlus siempre lo tiene en cuenta

De la mano del Snapdragon 835 viene el Bluetooth 5.0, con soporte aptX y aptX HD. Os hemos hablado sobre él con más detalle, pero en resumidas cuentas tenemos mucho más rango y velocidad, además de abrir las puertas a conectar dos auriculares. Esto último todavía no está implementado por OnePlus, pero creo que llegará.

No falta de nada en este OnePlus 5: capacidad de enganchar hasta en 34 redes GSM – están las que a nosotros nos interesan – con una conectividad máxima del tipo ‘LTE Cat 12’, o lo que es lo mismo: 600Mbps en descargas, hasta 150Mbps en subidas. También hay NFC y WIFI 2×2 MIMO, que es el doble de rápido que un OnePlus 3T.

Nanosim

El conector reversible es USB Type-C, pero sigue siendo 2.0. Por último comentar que al teléfono le podemos colocar dos SIMs (Dual SIM, dual standby), es otro apartado habitual en la marca china, que no suele encontrarse en teléfonos de gama alta, seguro que hay mucha gente que lo va a valorar positivamente.

Es curioso, el teléfono lleva el último Snapdragon 835 pero no cuenta con el módem más rápido de Qualcomm, capaz de soportar redes ‘Cat 16’, será interesante profundizar en este tema. Mikel Cid

Valoración del hardware interno: matrícula. Con lo que nos tenemos que quedar es que tenemos teléfono para rato, a poco que OnePlus se esfuerce en ir actualizando el equipo, podemos tener teléfono de gama alta para recibir lo que sea en los próximos dos años.

Conector

Nuevo motor de vibración

Sí, no es un aspecto que pese mucho en el análisis de un teléfono, pero a mi me gusta que esté bien cuidado. Una vez probados los del Galaxy S8 o iPhone 7, me doy cuenta que en OnePlus había margen de mejora: el de mi 3T hacía más ruido que vibración, era un poco tosco.

El nuevo teléfono implementa un motor de vibración de mayor calidad, se nota a la hora de ponerlo en un nivel más bajo, para que te notifique y no se entere el vecino, o a la hora de recibir respuestas – hápticas – en la interacción con la pantalla. Lo han conseguido con un motor que se puede configurar en 3 niveles, con hasta 5 patrones de funcionamiento.

Autonomía mayor con menos batería

Es curioso pero es así, ya que querían crear el OnePlus más delgado. El nuevo diseño del teléfono deja menos espacio para la batería, que se queda en 3.300mAh de capacidad, una cifra bastante decente para el tipo de teléfono, pero inferior a lo que ya teníamos en el OnePlus 3T: 3.400mAh.

Caja

Mejores componentes y mayor optimización del software nos ofrecen un teléfono más capaz

La realidad es que este teléfono es más moderno y está mejor diseñado ya que la autonomía crece hasta en un 20%, según OnePlus. Según mi experiencia, y el uso diario durante un año del OnePlus 3T, puedo decir que es algo así: haciendo un uso idéntico dura siempre igual o más que su hermano mayor.

Que tengamos más autonomía se consigue gracias al nuevo Snapdragon 835, su tecnología de fabricación de 10nm consume un 40% menos que la utilizada en el anterior chipset de Qualcomm (14nm). También ayuda la RAM LPDDR4X, más eficiente, que consume un 20% menos de energía.

Por poner una prueba práctica, hay que decir que con facilidad, OnePlus 5 puede estar algo más de nueve horas con el brillo puesto en nivel medio reproduciendo un vídeo 2K.

Xataka

La carga más rápida

En esto hay pocos rivales, desde que OnePlus se inventó esto del Dash Charge, con unos elementos sospechosamente parecidos a los que usa Oppo, no hay teléfono que cargue de forma más rápida y segura.

Carga muy rápido y seguro, pero se han olvidado de la opción inalámbrica

En media hora de carga con ‘Dash Charge 2.0’ tienes listo el teléfono para prácticamente un día de uso. Se caracteriza por utilizar un sistema que no solo es interesante por la velocidad, también nos gusta por las posibilidades que te da de seguir usando el teléfono de forma exigente mientras carga: jugar, ver vídeo o navegar GPS se hace sin mayor problema. No baja la intensidad de carga – 5V 4A – como harían otras soluciones para evitar calentamientos.

Valoración de la autonomía: notable. El teléfono sigue siendo igual de válido para una jornada, su hardware interno es muy eficiente. Al margen de especificaciones, su carga rápida no tiene rival. Si estabas buscan un teléfono con mucha autonomía, este no es la mejor opción, pero sí una de las más equilibradas por tamaño.

Dos ojos ven mejor que uno

Shoton

La principal barrera para que un usuario muy exigente no se decante por un OnePlus y piense en gastar más, creo que es la cámara. Sabedores de ello han invertido en crear una solución de doble cámara basada en sensores Sony, sostenida con su propio desarrollo software y la ayuda de los chicos de DxO (esto puede ser más publicitario que efectivo). ¿Es suficiente? Conozcamos un poco mas.

Junto al procesador Snapdragon 835 esta es la apuesta más importante de la marca china en este teléfono, y lo que lo hace que el producto sea más caro. Salta a la doble cámara con la solución con más megapíxeles que se conoce en el mercado, algo que no tiene que ser necesariamente una cosa buena, pero ahí está el dato.

La configuración parece exactamente la misma que la que estrenó su primo Oppo R11, es decir, dos sensores con 16 y 20 megapíxeles en los que el primero hace de cámara principal, el segundo, de cámara “tele”. Más concretamente son así:

Camara

  • IMX 398, sensor de 16 megapíxeles asociado a una lente de 27 milímetros con una apertura f/1,7
  • IMX 350, los 20 megapíxeles van a un tele con una lente f/2,6 y 37 milímetros

Ya os hemos hablado largo y tendido sobre las cámaras duales y los diferentes caminos que toman los fabricantes: en este caso la idea es muy parecida a la de Apple, es decir, la cámara principal tiene más calidad y la segunda se utiliza para ayudarle en fotografía computacional, o cuando necesitamos acercar algo más.

A continuación algunos ejemplos que nos sirven para comprender el formato diferente que ofrecen las dos cámaras, la de 16 megapíxeles es la de la izquierda y la de 20 megapíxeles es la de la derecha. Os dejo una galería para que comprobéis a tamaño normal la calidad.

Sampledoscamaras2
Sampledoscamaras

dos-camaras


image01


image01


image01


image01

Es así, la cámara principal es mejor en foto y en vídeo, gran parte de culpa la tiene la lente con más apertura: capta un 34% más de luz que lo que consigue en un OnePlus 3T. La cámara también es más rápida arrancando y enfocando, estabiliza mejor, y la calidad es casi siempre de notable alto, por definición y colorido (a veces el software es agresivo en el tratamiento de los resultados). Me gusta especialmente las tomas cercanas o macro.

El enfoque automático llega a ser un 40% más rápido al usar la doble cámara para conseguir mayor precisión en la profundidad de los elementos

Como os enseño en alguna de las muestras, hay cosas bastante contundentes en calidad de imagen, sin un ruido importante para las condiciones de luz, pero la realidad es que hay que trabajarse bastante las tomas para que salga algo excepcional. Si andas buscando la cámara de un iPhone o un Galaxy S, que casi siempre sale todo muy fácil, este no es el mejor teléfono.

Girasol1

Mejor1

Mejor2

Mejor0

fotos-con-oneplus-5


image01


image01


image01


image01

En todos los modos de funcionamiento es posible cambiar en cualquier momento entre las dos cámaras, os dejo ejemplos de una misma escena con los dos sensores, también en los vídeos que comparto. Ellos bautizan el cambio entre ellas como ‘1x’ o ‘2x’, y es posible – pero no recomendable – estirar digitalmente hasta ‘8x’.

Los sensores de Sony prometen mucho, hay margen de mejora para conseguir mejores cosas en el futuro, pero ahora mismo no tenemos una configuración que nos vuelva locos, aunque sí es mejor que lo que ya tenían. Tenemos que sumar a este asunto la asociación con la gente de DxO, especialistas en analizar sensores y objetivos, que ayudarán a sacar mejor partido del hardware.

Un modo manual en condiciones

Pro

El nuevo modo Pro es estupendo, para momentos en los que podemos pararnos a tocar parámetros, es muy bienvenido: nos deja tocar ISO, balance de blancos, velocidad de obturación, enfoque y modificar la exposición. Las fotos que aparecen en el artículo, no en la galería, están realizadas con este modo.

En la pantalla nos muestra un útil histograma y es posible grabar en RAW (las imágenes que comparto están ligeramente retocadas en Snapdseed a partir de ellos). Para los más exigentes o usos específicos, está la posibilidad de guardar dos configuraciones de parámetros.

Modo retrato, en beta

Deph

El modo retrato es lo que imagináis, dar un mayor detalle a una zona más cercana como puede ser un rostro, dejando el fondo con una atractiva profundidad de campo, lo que algunos llaman bokeh. Para esto se utilizan los dos sensores, consiguiendo la separación focal entre caras y escenario.

Nos gusta mucho que una compañía como OnePlus se meta directamente en la fotografía computacional – el software es propio -, algo que ni siquiera LG ha considerado con sus apuesta de doble cámara. Nos falta bastante por probar de este modo, y nos consta de que vienen actualizaciones al respecto, pero los resultados actuales son bastante decentes.

Como es habitual en estos modos que florecen en nuestros teléfonos móviles con aspiraciones a cámaras, no siempre se hace del todo bien el corte, o se exagera el efecto de difuminado. Los problemas vienen cuando la iluminación es complicada o el corte está basado en elementos complejos, como pelos.

Bokeh1
Bokeh2

modo-retrato


image01


image01


image01


image01

¿Qué tal graba vídeo?

Me gusta mucho como graba vídeo, en todos los formatos disponibles. Solo le haría falta contar con una estabilización mejor para conseguir resultados más productivos. El modo 4K tiene una definición acorde a su nombre y una fluidez de 30 imágenes por segundo.

Si lo que queremos es algo menos bruto y más fluido, podemos bajar a unos muy aprovechables 1080p a 60 imágenes por segundo. También podemos destacar el modo time-lapse en 1080p o el cámara lenta en 720p (120fps). Vamos con tres muestras:

Cámara frontal

La cámara frontal es de 16 megapíxeles, que mejora su funcionamiento en poca luz. Los ingredientes son muy parecidos a los del 3T: objetivo con apertura f/2,0, grabación de vídeo 1080 a 30 imágenes por segundo, estabilización electrónica, selfie flash o auto HDR.

El principal cambio está en el sensor en sí, que ahora es un Sony IMX 371, en lugar del Samsung 3P8SP, que para mi gusta tiene un mejor rendimiento en todas las circunstancias. Una buena solución para las ‘autofotos’ y las videollamadas.

Valoración de las cámaras: sobresaliente. En líneas generales y teniendo en cuenta que esperamos actualizaciones, estas cámaras son mejores que las del OP3T, así que ya podéis tener una referencia interesante. Si las cosas salieran más fáciles bien podríamos decir que estamos ante una alternativa seria a los más grandes, pero nos parece una gran solución para su precio, para un gama alta.

Muy Android en el software

Soft

Apuesto por teléfonos Android que sean muy Android, sino, casi prefiero volver al iPhone. El acercamiento de Samsung con su último teléfono me ha gustado bastante, y de OnePlus no puedo decir más que cosas buenas, ya que personalizan lo justo el sistema operativo de Google.

Esa personalización se llama Oxygen OS y aquí se presenta en su versión 4.5, sobre Android 7.1.1. Debemos volver a comentar que lo que nos dejan probar no es una versión final del sistema, eso implica que pueden cambiar cosas en la interfaz, también en el rendimiento, o en la cámara.

Oxygen sigue evolucionando para ser más útil y estar más optimizado, y no hay añadidos muy relevantes, para bien o para mal. Para mal lo digo por la ausencia de aplicaciones especiales que realmente mejoren el sistema, tampoco servicios, o asistentes personales. Para bien, porque todo queda muy limpio.

Sound

Entre las cosas llamativas que podemos pararnos a destacar tenemos “app priority”, que aprende las aplicaciones que usas más y las deja preparadas para el uso, al contrario con las que no usas mucho. Se introduce un modo de lectura, la posibilidad de hacer capturas de pantalla extendidas, nuevos gestos, “no molestar” dentro de un modo juego, y una carpeta “secure box” en el explorador de archivos (accesible con pin o huella).

Valoración del software: notable. Todo lo Android que se puede ser con pequeños añadidos, buena optimización, y unas posibilidades de personalización decentes.

La opinión de Xataka

Sigo teniendo la misma opinión con este teléfono con respecto al resto de mercado, si tengo dinero suficiente o quiero invertir mucho en un buen teléfono, miro todo aquello relacionado con Google (Nexus/Pixel) o me voy a un Samsung Galaxy, o en el mismo nivel, tenemos a los iPhones. Si por el contrario mi presupuesto es algo más limitado, una de las mejores opciones es un OnePlus: ofrece mucho por un precio bastante justo.

Historia

Cada año que pasa tenemos un teléfono mejor, también más caro. OnePlus tendrá que saber frenar si no quiere meterse en un terreno en el que nadie puede competir: iPhone y Galaxy

Sí, hay productos chinos que perfectamente pueden competir con él, como los Xiaomi de gama alta en su mercado natal, o los Huawei P en el resto del mundo. Precio similar, especificaciones altas y diseño muy cuidado, pero OnePlus les gana con un software más sencillo, más Android.

¿Cambio mi OnePlus 3?

Me gustaría dirigirme a los seguidores de la marca, o a los que la conocen bien y pueden tener dudas con la llegada del nuevo teléfono: si tienes un OnePlus 3T, no cambiaría, en la práctica es bastante parecido y solo hay un cambio evidente en las cámaras.

Calendar

Con el OnePlus 3 original me lo pensaba un poco más, pero tampoco me volvería loco por invertir en cambiar. Para usuarios contentos con modelos anteriores, creo que esto es un gran momento para cambiar: intentaría coger el modelo superior, para tener más vida, y por qué no decirlo, su color negro es muy atractivo.

OnePlus 5, precio y disponibilidad

Desde hoy, día 20 de junio, es posible reservar el teléfono con un código especial, y con compra directa en establecimientos elegidos en las ciudades donde ha tenido lugar la presentación: Nueva York, Londres, Berlín, París y Ámsterdam. Helsinki y Copenhague lo tendrán un día más tarde.

¿Cuándo podremos comprar el OnePlus 5? A partir del 27 de junio, desde su página web

Hay que dejar claro que el color Midnight Black está asociado a la versión con 8GB de RAM y 128GB para almacenamiento. Su precio, 559 euros, considerablemente más que los 479 euros que costaba el OnePlus 3T con la misma capacidad de almacenamiento.

La versión Slate Gray con 6GB de RAM y 64GB costará 499 euros. El OnePlus 3T similar costaba 439 euros.

El precio de ambas versiones ha subido significativamente, y esto es peligroso para el terreno en el que se mueve OnePlus. La causa principal de este precio está en tres componentes: Snapdragon 835, mejor memoria y la doble cámara.

Precio

9

Diseño9
Pantalla
8,75
Rendimiento9,75
Cámara9,25
Software8,5
Autonomía8,75

A favor

  • Snapdragon 835
  • Me convence el cambio a la doble cámara
  • Mucha memoria, rápida y moderna
  • Sistema de carga rápida Dash Charge
  • Mejor diseño y delgadez, más cómodo de usar

En contra

  • No está certificado como resistente al agua
  • No hay carga inalámbrica
  • Pantalla conservadora
  • Conservadores con el tema de la batería
  • El precio sube

oneplus-5-en-imagenes


image01


image01


image01


image01

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de OnePlus. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En la realización del vídeo tenemos a Pedro Santamaría.

Más información | OnePlus

También te recomendamos


OnePlus 3T, análisis: una renovación a medio camino que merece la pena


De París a La Habana: de lo cosmopolita a la tradición más colorista


La gama alta no tiene que costar 600 euros: ZTE y OnePlus lo demuestran


La noticia

OnePlus 5, análisis: máxima potencia y una convincente doble cámara para seguir molestando a la gama más alta

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Kote Puerto

.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s